La invención del estetoscopio

Uno de las herramientas siempre presentes en el amplio instrumental médico es el estetoscopio, ya que es esencial a la hora de detectar fallos cardiacos, neumonía, asma u otras enfermedades pulmonares. El estetoscopio (del griego στηθοσκόπιο, observar) nos permite registrar gran cantidad de sonidos del organismo.

Laënec auscultando a un niño con su estetoscopio
Laënnec auscultando a un niño con su estetoscopio

Su invención data del año 1816 cuando el médico francés René Laënnec, quien paradójicamente murió de tuberculosis siendo un reconocido experto sobre esta enfermedad, tuvo que pasar consulta a una rolliza mujer afectada de una enfermedad cardiaca. La situación se volvió un tanto violenta cuando Laënnnec se dio cuenta de que tendría que poner su oído en el pecho de aquella mujer de oronda figura. Para solucionarlo el ingenioso médico enrolló un periódico y lo colocó directamente sobre el busto de la paciente. Y de esta manera tan caballerosa pudo escuchar los latidos del corazón con mayor nitidez que si hubiese apoyado su oído. La invención del estetoscopio constituyó una autentica revolución en los círculos médicos de la época, siendo el primer eslabón que constituiría el llamado diagnostico moderno, basado en interpretar las respuestas de los pacientes en función de lo hallado con el instrumental del galeno.

Para + información:

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: